Swine flu – influenza

Ese parque, en domingo a esta hora, siempre está lleno de gente sencilla.

Ese parque, en domingo a esta hora, siempre está lleno de gente sencilla.

Hoy es domingo en la Mexico city en cuarentene (eso sólo lo escribí en inglés para tener más hits, welcome compadri, I bet this is not quite what you expected, is it?)
Los domingos normales la gente del parque pasea con sus familias, renta cochecitos eléctricos para los niños, ríe, juega basket… emitiendo todo tipo de ruidos que yo generalmente escucho desde mi balcón.
Yo casi nunca salgo los dominogs, prefiero ahorrarme los sunshines familiares y ponerme a escribir, a ver películas o a vencer mi propio récord en Nürburgring con el McLaren F1 de Project Gotham Racing 3, y en la tarde invito a algunos amigos a tomar un café que se convierte en chela.

Yo creía que me importaba un cacahuate lo que los mortales hicieran con sus mocosos. Mientras yo tuviera comida y cerveza en mi departamento, el mundo podía irse al diablo.

Pues resulta que todos están convencidos de que se está yendo al diablo. Los ojos del mundo están puestos en México, en el DF, por aquello del swine flu scare o influencia como le decimos nosotros.

Gente sencilla con tapabocas.

Gente sencilla con tapabocas.

Paso este domingo igual que siempre, con la diferencia que hoy extraño los gritos y risas del parque. Extraño la mera posibilidad de salir a una exposición, al cine, al teatro ¡A misa! no hay ni misas con un carajo… ¡Güey, este domingo no hay campanas!

La sociedad está suspendida. Hoy desde mi balcón sólo escucho un radio lejano que toca november rain y algún coche pasar. Ayer y antier disfruté infinitamente la suspensión de la sociedad, hoy todavía no quiero que se reanude el griterío de los nacos y de los fresas, en su devenir pendejo, pero ya no me encanta este asunto, lo prefiero a esta calma chicha y daría una piñata entera llena de cacahuates por que se reanudara el devenir pendejo de esta ciudad con la pugna eterna entre sus nacos y sus fresas.

Hay una epidemia de paranoia y de esa enfermedad nadie se cuida. Me da más miedo que los mexicanos seamos tan miedosos a que nos enfermemos de gripa como pueeeeeercos ¡Anótele bien!

UPDATE: Unas fotos y unos espacios entre párrafos. Nada más.

UPDATE (27/04709): Música recomendada para la ocasión: Mystical Machine Gun de Kula Shaker

Anuncios

5 comentarios en “Swine flu – influenza

  1. una vez más: GRACIAS MEDIOS DE COMUNICACIÓN POR SU INFORMACIÓN ALARMISTA Y AMARILLA.

    ayer que desvariaba por la calle, sin un tapabocas y con la inconciencia de un personaje de película que sale a la calle cuando la ciudad está invadida por aliens que le sorben el cerebro a los humanos, y los pocos vendedores de pe´riódico que observé, traían publicaciónes con encabezados como:

    ¡A PIEDRA Y LODO, EL DF DESIERTO! (esto adjunto de una fotografía de gente con tapabocas y cara de miedo, sin esperanzas)

    parece ser que a los mexicanos les encanta el drama de manera fascinante, es como si hubiésemos estado esperando y preparandonos para este apocalypsis y que la gente se aterra, pero adora, salir a la calle con mirada solemne pensando en que tal vez mañana la mitad de la cuidad haya muerto… vaya vaya vaya

  2. Hum… no sé qué decir. Vaya que es un tema delicado! Es verdad, la gente tiene miedo, y no hay peor epidemia que la del miedo. Peeeeeero, creo que la epidemia de la influenza, no es algo que nos debamos tomar muy a la ligera.
    Es verdad, la información a veces suele ser alarmista, pero cuando se trata de nuestra salud, creo que debemos tomar altas precauciones. Mi madre es médico, y anda en todo ese rollo de la epidemia… y no saben, no he salido de mi casa más que para ir a rentar una película, creo que ella sabe bien a lo que nos enfrentamos, y me prohibió, tajantemente, andar “para arriba y para abajo” en estos días. Ja, ni fui a misa! Y eso que aquí sí se celebraron.
    Es verdad, es triste. Uno no sabe en qué pensar. Al inicio de toda la información, yo, por un momento, creí que se trataba de una historia tipo el “chupacabras”, pero cuando mi mamá me platicó de qué trataba todo, decidí tomar la cosa con un poco más de seriedad, ella se veía (se ve) preocupada.
    Sin embargo, y eso es algo que me gusta mucho, he notado que los mexicanos hemos tomado esto con un poco de “picardía”. No creo que sea el fin del mundo. He recibido mails de muchos amigos extranjeros que está más preocupados que yo sobre la dichosa enfermedad. Y no saben, no paro de reír cada que entro al facebook, y veo los múltiples nicks sobre el tema, y no se diga de los “cuestionarios”. Hay algo que no nos deja desolados.

  3. Cierto, no quiero decir que la gente sencilla no debe cuidarse. Al contrario. Tienen que cuidarse para que mi parque se llene del devenir pendejo, lo extraño.

    Sólo quisiera que se cuidaran sin aterrorizarse, que tomen sus precauciones, sin enfermarse de paranoia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s